El Crimen de La Guerra y La Guerra Austral en Malvinas 1982, por Juan Bautista Alberdi

Los titulos amarillos contienen links cortos para ver documentos importantes en PDF

Link corto para regresar o compartir > http://wp.me/p75ef4-dP 

El derecho al homicidio, al robo, al incendio, a la devastación en la más grande escala posible; eso es la guerra, porque si no es eso, … la guerra no es GUERRA.

El derecho al homicidio, al robo, al incendio, a la devastación en la más grande escala posible; eso es la guerra, porque si no es eso, ..la guerra no es GUERRA..

La Guerra Austral por Malvinas NO comenzó el 2 de Abril de 1982 (Ni un solo isleño argentino ni británico fue dañado, solamente hubo una baja propia, la del Capitan Giachino, un comando Argentino que fallecio por arriesgar su vida negandose a ser atendido para que su mison no fracasase; cumplio sus ordenes heroicamente: “OCUPAR SUELO PROPIO CUIDANDO Y PROTEGIENDO A LOS ISLENOS y de CUALQUIER ORIGEN, incluidos los militares ingleses que estaban c umpliendo con su deber de proteger la casa del gobernador NO EN GUERRA hasta ese momento. El capitan Giachino pudo salvar su vida matando al soldado ingles que defendiendo la casa del Gobernador lo hirio en la ingle; pero el Capitan Giachino NO LO HIZO”  –

La devastación irracional y descontrolada, perdidas de cuantioso material bélico, naves, aviones y muchísimas mas de las mil vidas reconocidas por los británicos; comenzó con un CRIMEN DE GUERRA,    el deshonroso y vil hundimiento del Crucero ARA General Belgrano … que ya “En Paz lograda por Perú y la UN (Perez de Cuellar y Belaunte Terry); estaba navegando por mas de 18 horas en retirada, rumbo al continente, siempre FUERA del área de exclusión declarada por los propios británicos, EXCLUSION LOGICA justamente PARA EVITAR UNA GUERRA, encendida por una bala perdida disparada por Un Loco…

Pero NO fue “Un Loco irresponsable”  fue La Cabeza del Gobierno del Reino Unido la Primer Ministro Margaret Thatcher la que PREMEDITADAMENTE planeo ets Guerra Criminal, para salvar su irremediablement fracasada carrera polotica; quien PERSONALMENTE ordeno ese asesinato con el que “ADEMAS”  MANCILLO el HONOR de los militares del Reino Unido (UK) deshonor que no pueden olvidar al punto que… el incrédulo capitán del submarino atómico Conqueror EXIGIÓ 3 (TRES) veces que esa canallesca orden le fuese repetida, … la ultima por la mismísima Primer Ministro Margaret Thatcher.  Es Obvio que ningún comandante EN GUERRA, debe pedir permiso para atacar al enemigo, AL GOBIERNO CIVIL a 10.000 millas de distancia. ≥ .

La Responsabilidad de los Gobiernos es La POLITICA, en este caso hacer y/o parar las guerras.  Los Militares son Profesionales educados y entrenados de por vida para CUMPLIR y DAR ORDENES SIN DISCUTIRLAS y juran cumplir con su deber hasta perder su vida, en tan dura tarea su mas importante sosten es SU MORAL y HONOR.  

Por Otro lado todos los gobiernos son ejercidos por ‘politicos, muchos abogados y “operadores politicos”  de todos los colores, que usan para cumplir su funcion, desde discursos patrioticos racionales honorables y tambien discursos “blableta” enganos, verdades a medias, enganos y mentiras (los abogados hasta tienen el privilegio de ser los unicos profesioinales que pueden legalmente mentir ante un Juez. Ironicamente, los politicos juran que: si no cumplen con su deber:  “. . . Que Dios y La Patria me lo DEMANDEN? para lo que (por las dudas) se han cubierto con capas y capas de INMUNIDADES y PRIVILEGIOS ANTCONSTITUCIONALES  RE-CREADOS despues de La Asamblea del ano 13 (1813, con la que nos adelantamos 10 anos a La Doctrina del Presidente Monrroe)  

Maldita seas Margaret Thatcher!    no en vano El Pueblo Ingles y los militares bajo ordenes te consideran la PEOR PRIMER MINISTRO DE LA HISTORIA del REINO UNIDO, . . . 

Para salvar tu fracasada carrera de política mentirosa traicionaste a todos los tuyos, . . . (No deje de ver la HISTORICA INTERPELACION A La PM THATCHER, por La Sra. Gould, que fue DIFUNDIDA EN VIVO EN VIVO . . . luego CENSURADA por una “veda documental de 90 anos . . .  y roto ese BLOQUEO DOCUMENTAL sobre La GUERRA AUSTRAL por la REBELION de MILITARES BAJO ORDENES 

Maldita Thatcher! Traicionaste hasta a tu Propia Reina Isabel II, que te sobrevivió, e irresponsablemente la forzaste a tratar de arreglar TU DESHONOR, sin poder criticarte públicamente . . . para no danar mas La Moral Publica Inglesa . . . 

Por ello debió ir a hablar con el Papa Argentino PERSONALMENTE, casi en secreto alojándose en el Hotelito Santa Marta que el Vaticano tiene para recibir a dignatarios extranjeros,  justo una semana antes de que el Papa Francisco recibiese por 3ra, cuarta o quinta vez a La Presidente de Argentina Cristina Fernández Viuda de Kirchner.

¿Que cosa tan importante fue a hacer allí La Reina mas antigua de toda la historia del Reino Unido, que no pudiese delegar en nadie, si Ella Ni siquiera es Católica ES ANGLICANA!

Link corto para regresar o compartir http://wp.me/p3zOEj-h

(Juan Bautista Alberdi (1810-1884)

Escritor Alberdi (por Erminio Blotta, Rosario)
Escritor Alberdi (por Erminio Blotta, Rosario) (Photo credit: Wikipedia)

En su edición Joaquín V. González reproduce una nota explicativa al siguiente PREFACIO, escrita por el señor Franciso Cruz, editor de las Obras Póstumasde Juan Bautista Alberdi.]

“Algún tiempo antes de estallar la guerra franco-prusiana, la Liga Internacional y permanente de la Pazabrió en 1870 una subscripción con el objeto de acordar un premio de cinco mil francos al autor de la mejor obra popular contra la guerra. 

“Explicando en una nota el motivo de su determinación de tomar parte en el concurso, el Dr. Alberdi, dice:

“Si el autor escribiese no sería por el premio, sino previa renuncia de él en la hipótesis de merecerlo, por ceder a una idea preconcebida que coincide con la del concurso, y sólo por llamar la atención sobre ella en una ocasión especial, en el interés de América.”

Para el prefacio

La victoria en los certámenes, como en los combates, no es la obra del que juzga. El juez la declara, pero no la hace ni la da. Son los vencidos los que hacen al vencedor. A este título concurro en esta lucha: busco el honor de caer en obsequio del laureado de la paz.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Concurro desde fuera para escapar a toda sospecha de interés, a toda herida de amor propio, a todo motivo de aplaudir el desastre de los excluidos. Asisto por las ventanas a ver el festín desde fuera, sin tomar parte de él, como el mosquetero de un baile en Sud-América, como el neutral en la lucha, que, aunque de honor y filantropía, es lucha y guerra. Es emplear la guerra para remediar la guerra, homeopatía en que no creo.
Si no escribo en la mejor lengua, escribo en la que hablan cuarenta millones de hombres montados en guerra por su temperamento y por su historia.
Pertenezco al suelo abusivo de la guerra, que es la América del Sud, donde la necesidad de hombres es tan grande como la desesperación de ellos por los horrores de la guerra inacabable. Es otra de las causas de mi presencia extraña en este concurso de inteligencias superiores a la mía.

. . . . . . . . .  Juan Bautista Alberdi.

El Derecho De La Guerra – por Juan Bautista Alberdi. (1810-1884)

I – Origen histórico del derecho de la guerra.

El crimen de la guerra. Esta palabra nos sorprende sólo en la fuerza del grande hábito que tenemos de esta otra, que es realmente incomprensible y monstruosa: el derecho de la guerra, es decir el derecho del homicidio, del robo, del incendio, de la devastación en la más grande escala posible; porque esto es la guerra, y si no es esto, la guerra no es la guerra.

Estos actos son crímenes por las leyes de todas las naciones del mundo. La guerra los sanciona y los convierte en actos honestos y legítimos, viniendo a ser en realidad la guerra el derecho del crimen, contrasentido espantoso y sacrílego, que es un sarcasmo contra la civilización.

El derecho de gentes romano era el derecho del pueblo romano para con el extranjero.
Y como el extranjero para el romano era sinónimo de bárbaro y de enemigo, todo su derecho externo era equivalente al derecho de la guerra.

El acto que era un crimen de un romano para con otro, no lo era de un romano para con el extranjero.

Era natural que para ellos hubiese dos derechos y dos justicias, porque todos los hombres no eran hermanos, ni todos iguales.

Más tarde ha venido la moral cristiana, pero han quedado siempre las dos justicias del derecho romano, viviendo a su lado, como rutina más fuerte que la ley.

Se cree generalmente que no hemos tomado a los romanos sino su derecho civil ciertamente que era lo mejor de su legislación, porque era la ley con que se trataban a sí mismos: la caridad en la casa.

Pero en lo que tenían de peor es lo que más les hemos tomado, que es su derecho público externo e interno: el despotismo y la guerra, o, más bien, la guerra en sus dos fases.

Les hemos tomado la guerra, es decir, el crimen como medio legal de discusión, y sobre todo de engrandecimiento; la guerra, es decir, el crimen como manantial de la riqueza, y la guerra, es decir, siempre el crimen como medio de gobierno interior. De la guerra es nacido el gobierno de la espada, el gobierno militar, el gobierno del ejército, que es el gobierno de la fuerza sustituida a la justicia y al derecho como principio de autoridad. No pudiendo hacer que lo que es justo sea fuerte, se ha hecho que lo que es fuerte sea justo.( Pascal ).


Maquiavelo vino en pos del renacimiento de las letras romanas y griegas, y lo que se llama maquiavelismo no es más que el derecho público romano restaurado. No se dirá que Maquiavelo tuvo otra fuente de doctrina que la historia romana, en cuyo conocimiento era profundo. El fraude en la política, el dolo en el gobierno, el engaño en las relaciones de los Estados, no es invención del republicano de Florencia, que, al contrario, amaba la libertad y le sirvió bajo los Médicis en los tiempos floridos de la Italia moderna. Todas las doctrinas malsanas que se atribuyen a la invención de Maquiavelo, las habían practicado los romanos. Montesquieu nos ha demostrado el secreto ominoso de su engrandecimiento. Una grandeza nacida del olvido del derecho debió necesariamente naufragar en el abismo de su cuna, y así aconteció para la educación política del género humano.

La educación se hace, no hay que dudarlo, pero con lentitud.

Todavía somos romanos en el modo de entender y practicar las máximas del derecho público o del gobierno de los pueblos.

Juan Bautista Alberdi
Juan Bautista Alberdi (Photo credit: Wikipedia)

Para no probarlo sino por un ejemplo estrepitoso y actual, veamos la Prusia de 1866.
Ella ha mostrado ser el país del derecho romano por excelencia, no sólo como ciencia y estudio, sino como práctica. Niebür y Savigny no podían dejar de producir a Bismarck, digno de un asiento en el Senado romano de los tiempos en que Cartago, el Egipto y la Grecia eran tomados como materiales brutos para la constitución del edificio romano.

El olvido franco y candoroso del derecho; la conquista inconsciente, por decirlo así; el despojo y la anexión violenta, practicados como medios legales de engrandecimiento; la necesidad de ser grande y poderoso por vía de lujo, invocada como razón legítima para apoderarse del débil y comerlo, son simples máximas del derecho de gentes romano, que consideró la guerra como una industria tan legítima como lo es para nosotros el comercio, la agricultura, el trabajo industrial. No es más que un vestigio de esa política la que la Europa, sorprendida sin razón, admira en el conde de Bismarck.

Así se explica la repulsión instintiva contra el derecho público romano de los talentos que se inspiraron en la democracia cristiana y moderna, tales como Tocqueville, Laboulaye, Acollas, Chevalier, Coquerel, etc.

La democracia no se engaña en su aversión instintiva al cesarismo. Es la antipatía del derecho a la fuerza como base de autoridad; de la razón al capricho como regla del gobierno.

La espada de la justicia no es la espada de la guerra. La justicia, lejos de ser beligerante, es ajena de interés y es neutral en el debate sometido a su fallo. La guerra deja de ser guerra si no es el duelo de dos litigantes armados que se hacen justicia mutua por la fuerza de su espada.

La espada de la guerra es la espada de la parte litigante, es decir, parcial y necesariamente injusta.

___________

http://www.biblioteca.clarin.com/pbda/ensayo/crimen_guerra/crimen_prefacio.htm -Fuente: Obras selectas , Nueva edición ordenada, revisada y precedida de una introducción por el Dr. Joaquín V. GonzálezBuenos Aires, Librería “La Facultad” de Juan Roldán, 1920, t. XVI

Anuncios

Published by:

PatAgonica

Soy el Dr. Gastón Alejandro Saint Martin (ARDMS. RVT. RPVI eligible, MD. CCPM). Medico patagónico; me gradué en la UNBA (Universidad Nacional de Buenos Aires, en 1961) Recién graduado y casado fui a hacer mi entrenamiento en la Universidad de Louisville, (UdeL) Kentucky, USA, la mas antigua Universidad Municipal de La Unión; pobre, pero de excelente nivel académico; con una pequeña escuela de medicina. Louisville está en la margen izquierda del rio Ohio (afluente del Mississippi) Elegí a UdeL por estar entre los rio Ohio y Tennessee, que era la zona mas subdesarrollada de La Unión, (cuna de los "Hillbillies") montañeses pobres, poco ilustrados, casi analfabetos pero gente honrada, noble y muy trabajadora; donde era de esperar encontrar problemas de patología medica y socio económicos similares a los de la población rural patagónica indigente. Los médicos residentes de la Universidad de Louisville atendíamos al Louisville General Hospital y al Children’s Hospital of Louisville. Finalizado mi entrenamiento, y al tener yo visa de emigrante, me pude quedar en USA, donde los abogados jueces y los médicos con residencias de entrenamiento completas, teníamos un brillante futuro económico, estabilidad y brillo social. La tentación para quedarse fue muy grande, pero cumplimos mi plan regresando a casa; Argentina (No a Buenos. Aires.) sino a La Patagonia (Gral. Roca, Rio Negro), donde trabajé intensamente, no solo en medicina asistencial sino en política. Para el inicio, recluté un pequeño grupo de médicos argentinos jóvenes entrenados en USA y Canadá con quienes creamos al Instituto Medico del Comahue, el pequeño hospital austral privado pionero en medicina asistencial moderna. Construimos el edificio por esfuerzo propio, y por administración, con la dirección técnica de mi padre (Ingeniero Prospero Saint Martin). Tuvimos muchos éxitos y fracasos. Nos integramos al Colegio Medico de General Roca, donde fui el primer organizador de la primer biblioteca medica patagónica. De nuestros Colegas Veteranos aprendimos la Filosofía Ético Moral Medica Hipocrática) y a ser médicos humanistas, antes que corporativos." Allí, practicando, aprendimos las normas básicas de cortesía entre colegas y pacientes. No fue fácil la convivencia y el pasaje armonico de lo (clásico) antiguo a lo (bueno) moderno, pero ¡lo logramos ... y muy Bien! En el ano 2000/2002 La Anarquía establecida Argentina desde el 10 de Septiembre de 1930 estalló y ya “no pude tolerar al criminal anárquico mamarracho republicano Argentino" que culminó con el "Robo Legalizado" (Google "The Legalized Theft" by Steve Hanke - CATO Instituto and/or Johns Hopkins economist) Como muchos de los argentinos ordenados, responsables, con importante capital de trabajo sin deudas, con algunos ahorros PERDIMOS TODO! Yo no perdí mis edificios, mi casa, mi Consultorio Radiológico) ni mi costoso instrumental diagnostico pero al quedar fuera de corporaciones medicas-hospitalarias corruptas, y fuera de los canales de facturación y cobro ... me encontré despojado de uno de los derechos humanos mas importantes “EL DERECHO A TRABAJAR” , del que depende mi “DERECHO A LA PROPIEDAD” y derecho a de “VIVIR en LIBERTAD” como me de la gana y sin pedir nada a nadie (¡LIBRE ALBEDRIO!) Por ello decidimos volver (ya estando jubilados) por segunda vez a USA. Hoy tengo otra residencia legal en Chicago (Oak Park, 60301) Mi mentor (en USA y Argentina) ha sido el Dr. Rene Favaloro (pionero del bypass coronario), con quien (cada uno por su lado) hemos compartido los mismos dilemas, para decidir volver, y para adaptarnos a esta ANARQUÍA Argentina (ver www.29deJulio.wordpress.com ) – La ANARQUÍA en la que cayó La Republica Argentina el 10 de Septiembre de 1930, fue causado por errores garrafales del GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA. (Presidente Herbert Hoover (POTUS 31) ...MAS... errores garrafales en la "ACORDADA UNÁNIME de LA TOTALIDAD DE LOS JUECES DE LA CORTE DE JUSTICIA ARGENTINA" ...MAS... errores garrafales del Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña (UK) ...MAS... el error de un soldadito con grado de General y cáncer de estomago Gral. Félix Uriburo) que no se atrevio a desobedecer al Jefe de su jefe cuando le ordenaron "violar a La Constitucio ... "en nombre de ella??) y asi TODOS ELLOS JUNTOS, en un contubernio internacional, por primera vez en la historia de La Republica Argentina depusieron a un Presidente Constitucional, (Presidente Hipólito Yrigoyen) electo dos veces (en periodos NO consecutivos), por el voto popular, y depuesto con la absurda e ignorante excusa (si no fue mentirosa) de ser "ser viejo e inoperante..."

Categorías Aerticulo 22,ARGENTINA,Articulo 11 Const Rio Negro,ARTICULO 14,ARTICULO 15,ARTICULO 18,ARTICULO 19,Articulo 20,ARTICULO 29 CN-1953,HOLANDA,J B ALBERDI,LAWLESSNESS,MAXIMA Reina Argentina de Holanda,TIRANIA,UK de GB,USA,VATICANOEtiquetas , , , , , , , , Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s